Adolescentes conflictivos

Tratamiento para adolescentes conflictivos en Murcia

ayuda-adolescentes-murcia

En el centro de psicología Atiempo estamos especializados en el tratamiento de adicciones y en el abordaje de tratamientos dirigidos a adolescentes conflictivos. La adolescencia es una etapa de cambio a través de la cual la persona pasa de ser un niño a ser un adulto. Es en esta etapa evolutiva donde la prevención cobra una mayor importancia, ya que se desarrollan algunos de los valores que la persona tendrá a lo largo de su vida, y por ello también podemos ayudarte con terapias de prevención de adicciones en menores. Es en la adolescencia también donde, paradójicamente, más apoyo de la familia se necesita y más conflictos familiares hay en los hogares.

Se trata de una etapa vital de incertidumbre: ya no existen las mismas necesidades que las de un niño, pero tampoco se está preparado para aceptar las responsabilidades de un adulto. A la vez que el adolescente maneja esta incertidumbre, se enfrenta al sentimiento de incomprensión y soledad, junto a la mayor sensibilidad al rechazo de sus iguales, características muy propias de la adolescencia. Es por esto que resulta esencial que el adolescente pueda sentirse escuchado en casa y un adulto le guíe hacia el autoconocimiento y la expresión de emociones.

En Atiempo contamos con especialistas dedicados a las problemáticas propias de los adolescentes, y dotamos a éstos y a sus familiares de las habilidades y herramientas que necesitan para atravesar esta etapa y resolver los conflictos que permitan que la persona continúe con su proceso evolutivo de forma satisfactoria

 ¿Cómo puedo saber si mi hijo/a adolescente necesita ayuda?

Como bien es sabido, la adolescencia en ocasiones es sinónimo de rebeldía. Durante esta etapa de desarrollo y construcción de la personalidad, los adolescentes imponen su voluntad frente a la del adulto, apareciendo conflictos internos y con los demás. Poniendo en duda opiniones y normas externas, es una de las formas que tienen los adolescentes para aprender a conocerse y a encontrar su camino.

El proceso de “individuación” es el mecanismo mediante el cual el adolescente crea su propia identidad al margen de la de sus cuidadores y comienza a conformar una percepción del mundo y de sí mismo independiente, con opiniones y juicios propios que lo diferencian de los demás. De esta forma, es adaptativo y “normal” evolutivamente que el adolescente presente un rechazo frente a las figuras de autoridad. Es una transición hacia la independencia como individuo y la madurez adulta.

Así, aunque hablamos de que este proceso de individuación es natural y sano, se va a ver muy influido por el temperamento y personalidad del adolescente y si se le ha entrenado en casa o no en la frustración y en el establecimiento de límites. Las características propias del adolescente, unidas a la inseguridad, al estado de ánimo inestable y a la rebeldía, pueden llegar a conformar un problema grave en casa en la relación familiar y en su desarrollo. Si no se van resolviendo los conflictos, la situación se va agravando y pueden aparecer conductas delictivas y conductas alejadas de los valores inculcados en la familia, lo cual conlleva a un deterioro mayor en el entorno familiar y académico.

Para aclarar las dudas acerca de si mi hijo/familiar ha desarrollado un trastorno de conducta, podemos recurrir a las siguientes preguntas:

  • ¿La relación con su familia y con su entorno es cada vez más complicada?
  • ¿Tiene problemas con la autoridad de los profesores?
  • ¿Se muestra agresivo?
  • ¿Se hace daño a si mismo (golpes, cortes…)?
  • ¿Manifiesta frecuentemente conductas violentas?
  • ¿Ha sufrido algún tipo de acoso en algún momento de su infancia?
  • ¿Cada vez se aisla más o se encierra en sí mismo y resulta inaccesible para los demás?
  • ¿Ha abandonado o falta frecuentemente al colegio?
  • ¿Ha cambiado de amistades radicalmente?
  • ¿Consume alguna sustancia o ha consumido anteriormente?
  • ¿Ha realizado o ha sido partícipe de conductas delictivas?
  • ¿Bebe alcohol de forma descontrolada?
  • ¿Percibes que cada vez se comunica menos con su familia?
  • ¿Presenta algún trastorno de alimentación?

Si a muchas de estas preguntas contestarías afirmativamente y te sientes identificado, es una señal de que tu adolescente puede necesitar ayuda. Llámanos para poder atenderte cuanto antes, la primera consulta es gratuita y podremos guiarte y resolver tus dudas.

 

INFÓRMATE

Tratamiento para Adolescentes conflictivos

Solicita más información sin compromiso

Pedir Cita Previa

605 572 754 / 868 050 186
Info@centropsicologiamurcia.com

Ven a visitarnos

Av. Abenarabi, 28,
 Oficina 1 Planta 1 
30007 Murcia
Teléfono 605 572 754
Pedir Cita: 868 050 186

Mail: info@centropsicologiamurcia.com


 

¿Cómo puedo ayudar a los adolescentes conflictivos?

El proceso de reeducar a un adolescente conflictivo requiere tiempo y la unión de la familia. Se necesita que el núcleo familiar actúe de la mano y establezcan límites claros. En la mayoría de ocasiones, en el entorno de estos adolescente no han existido límites claros o se han puesto normas excesivamente rígidas anteriormente. 

Mediante el establecimiento de nuevas normas nuevas con sus correspondientes consecuencias, el adolescente aprende lo que puede y lo que no puede hacer en el hogar, y que al realizar buenas conductas obtendrá recompensas y al realizar conductas perjudiciales obtendrá consecuencias negativas. No es suficiente el establecimiento de normas, también se requiere iniciar un proceso terapéutico en el que el adolescente aprenda y pueda expresar sus preocupaciones y sus conflictos, aprendiendo a gestionarlos sin hacer uso de las explosiones de ira. Los adolescentes suelen mostrar hacia fuera de forma descontrolada lo que no son capaces de manejar en su interior.

En Atiempo llevamos a cabo varias modalidades de terapia para trabajar con estos adolescentes. Las terapias individuales son esenciales, y en ellas se trabaja el autoconocimiento, la gestión de la ira, la aceptación de límites, la tolerancia a la frustración, desarrollo de una buena autoestima, las conductas delictivas y adictivas… Además, otra modalidad muy beneficiosa para los adolescentes es la terapia grupal, en las cuales aprenden a escuchar y a ser escuchados, a expresar pensamientos y sentimientos a los demás y a resolver conflictos interpersonales.

¿Qué necesita un adolescente con problemas de conducta?

En la mayoría de casos, los padres de estos adolescentes se encuentran asustados y desorientados. No saben dónde pueden encontrar ayuda para el problema de su hijo/familiar ni cómo encontrarla. Es difícil tomar conciencia de que hay un problema grave en casa y además en ocasiones se sienten solos y sobrepasados por los conflictos diarios. Pero es muy importante decirle a estos padres que sí existe una solución para estos problemas, y que hay que ponerse en marcha cuanto antes. Los días van pasando uno a uno y si no se pone una solución el problema es cada día mayor.

Lo esencial que se necesita por parte de los padres cariño, tiempo, y el establecimiento de unas normas de convivencia que beneficien a todos. En la adolescencia se producen muchos cambios evolutivos y que pueden ser pasajeros, pero en ocasiones no lo son, si no que llegan para quedarse y que empeoran con el tiempo. Si estás percibiendo que tu hijo está cambiando conductas que no le ayudan a crecer y que necesita ayuda para reconducir su desarrollo, no lo dudes y pide ayuda.

El primer paso que deben hacer las familias para iniciar el cambio es ponerse en manos de un centro especializado en el tratamiento de adolescentes conflictivos. Esta es la forma más eficaz y rápida de poner freno y enfrentar el problema.

Atiempo, Centro para adolescentes con problemas de conducta en Murcia

En Atiempo tenemos formación y más de 10 años de experiencia con este tipo de problemática. Además somos también especialistas en adicciones, una problemática que en muchas ocasiones va de la mano de los adolescentes conflictivos, ya que supone una de las conductas de riesgo más frecuentes en esta población.

Es muy importante señalar que los trastornos de conducta pueden ocultar o hacer que pasen desapercibidas algunas enfermedades mentales como depresión, anorexia, bulimia, etc. De aquí la importancia de acudir a profesionales especializados que puedan realizar un diagnóstico certero y preventivo de un posible sufrimiento mayor. 

Llámanos para que podamos ayudarte.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos
Ubicación